Friday, 03 de October de 2008

Para la enseñanza del inglés, es necesario tomar en cuenta el ambiente en el que se desarrolla la clase. No importa si te encuentras en un centro de idiomas, la escuela o la universidad. El hecho es que es un aspecto básico para que el alumno llegue a comprender todo lo que en ese momento le están enseñando. El profesor debe lograr ese objetivo al final de cada clase.

El aspecto más importante es que el aula de clases no tenga objetos o accesorios que distraigan al alumno en el momento de la enseñanza. En muchas ocasiones, estos objetos son tan llamativos que captan la atención de toda persona y, obviamente también del alumno. Esta situación nunca debe presentarse, sean las clases introductorias o finales, todas tienen la misma importancia.

Cuando la enseñanza se dicta a jóvenes o adultos, es primordial que las clases sean dictadas en el ambiente adecuado. Para ellos lo más importante debe ser la voz del profesor y los libros que se utilizan en cada clase. No es la misma situación que se presenta cuando se enseña a niños, principalmente si son menores de cinco años. Para ellos, si es necesaria la presencia de accesorios llamativos.

Antes de los cinco años, los niños saben hablar, pero no escribir. Si bien es cierto que la labor de los profesores también es importante, existen otras herramientas a utilizar para que los pequeños puedan aprender todo sobre el inglés. Los profesores dan la clase como cualquier otra y la refuerzan con los libros sobre el tema. Estos textos necesariamente tienen que ser coloridos y atractivos para los niños.

Los números, colores y las figuras son tres aspectos importantes en cualquier texto de inglés para niños. Si la enseñanza del profesor no cumple con el objetivo de cada clase, entonces, los libros se convierten en la mejor ayuda para que los alumnos puedan aprender lo que el profesor no pudo hacer. Asimismo, el salón de clases tiene que estar ambientado de la manera adecuada.

Frases de diversos colores y en gran dimensión, figuras de todas las formas y accesorios decorativos, son importantes para que el niño se sienta interesado en el curso y, principalmente, en cada clase. De esa manera le muestran que el inglés no tiene porqué ser aburrido o de difícil aprendizaje. El ambiente del salón de inglés tiene que ser diferente para los niños y para los estudiantes de mayor edad.

Pero, lo que sí no debe cambiar es el ambiente exterior. Necesariamente el aula tiene que encontrarse en un lugar tranquilo, sin estar expuestos al bullicio de personas que no tienen nada que ver con la enseñanza. Un ambiente en el que el silencio impere en todo momento, ya que este aspecto es importante para que el alumno pueda escuchar y atender la clase.

Si eso no se cumple, entonces, se dará paso a las distracciones. Si bien es cierto que no todas las instituciones donde se enseña inglés cumplen con lo relatado anteriormente, se debe hacer todo lo posible para dar importancia a todos los aspectos que intervienen en una correcta enseñanza.


Publicado por english1 @ 23:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios